2020-04-05 – domingo de ramos

Print Friendly, PDF & Email

El sexto domingo de cuaresma

(El domingo de ramos)

(Púrpura)

Tema del día:  En la Semana Santa vemos a Cristo en los últimos pasos de su jornada hacia la cruz. Nos acordamos de su humillación ante los tribunales humanos, de los azotes que aguantó sin hablar, y de su sangre inocente que derramó por nuestros pecados. Pero en este primer día de la Semana Santa miremos a este hombre humilde por los ojos de la fe. Es nuestro Señor y Rey. Qué siempre cantemos con corazones agradecidos: ¡Hosanna! ¡Bendito el que viene en el nombre del Señor!

La Colecta: Todopoderoso y eterno Dios, que enviaste a tu Hijo, nuestro Salvador Jesucristo, a tomar sobre sí nuestra carne y a sufrir muerte en la cruz, mostrando al género humano el ejemplo de gran humildad: Concédenos por tu misericordia que imitemos el ejemplo de su paciencia y también seamos partícipes de su resurrección; por Jesucristo, tu Hijo, nuestro Señor, que vive y reina contigo y con el Espíritu Santo, siempre un solo Dios, por los siglos de los siglos. Amén.

La Primera Lectura: Filipenses 2:5-11 Al animarnos a imitar a Cristo con nuestras vidas, Pablo describe como Cristo se humilló a sí mismo para morir en una cruz y como también fue exaltado hasta lo sumo, donde recibe toda honra y gloria. Esta lectura describe la humillación y exaltación de Jesucristo. Vemos que Cristo es verdadero hombre y verdadero Dios, nuestro Salvador. Por lo tanto, a él sea toda honra y alabanza.

5Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús, 6el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse, 7sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres; 8y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz. 9Por lo cual Dios también le exaltó hasta lo sumo, y le dio un nombre que es sobre todo nombre, 10para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos, y en la tierra, y debajo de la tierra; 11y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor, para gloria de Dios Padre.

El Salmo del Día: Salmo 24

Salmo de David.

1 De Jehová es la tierra y su plenitud;

El mundo, y los que en él habitan.

2 Porque él la fundó sobre los mares,

Y la afirmó sobre los ríos.

3 ¿Quién subirá al monte de Jehová?

¿Y quién estará en su lugar santo?

4 El limpio de manos y puro de corazón;

El que no ha elevado su alma a cosas vanas,

Ni jurado con engaño.

5 El recibirá bendición de Jehová,

Y justicia del Dios de salvación.

6 Tal es la generación de los que le buscan,

De los que buscan tu rostro, oh Dios de Jacob.

Selah

7 Alzad, oh puertas, vuestras cabezas,

Y alzaos vosotras, puertas eternas,

Y entrará el Rey de gloria.

8 ¿Quién es este Rey de gloria?

Jehová el fuerte y valiente,

Jehová el poderoso en batalla.

9 Alzad, oh puertas, vuestras cabezas,

Y alzaos vosotras, puertas eternas,

Y entrará el Rey de gloria.

10 ¿Quién es este Rey de gloria?

Jehová de los ejércitos,

El es el Rey de la gloria.

Selah

La Segunda Lectura: Mateo 21:1-11 Jesucristo entró en Jerusalén humildemente como predijo el profeta, pero este hombre humilde traía la victoria sobre la muerte y la paz para con Dios. ¡Hosanna en las alturas!

1Cuando se acercaron a Jerusalén, y vinieron a Betfagé, al monte de los Olivos, Jesús

envió dos discípulos, 2diciéndoles: Id a la aldea que está enfrente de vosotros, y luego hallaréis una asna atada, y un pollino con ella; desatadla, y traédmelos. 3Y si alguien os dijere algo, decid: El Señor los necesita; y luego los enviará. 4Todo esto aconteció para que se cumpliese lo dicho por el profeta, cuando dijo:

5 Decid a la hija de Sion:

He aquí, tu Rey viene a ti,

Manso, y sentado sobre una asna,

Sobre un pollino, hijo de animal de carga.

6Y los discípulos fueron, e hicieron como Jesús les mandó; 7y trajeron el asna y el pollino, y pusieron sobre ellos sus mantos; y él se sentó encima. 8Y la multitud, que era muy numerosa, tendía sus mantos en el camino; y otros cortaban ramas de los árboles, y las tendían en el camino. 9Y la gente que iba delante y la que iba detrás aclamaba, diciendo: ¡Hosanna al Hijo de David! ¡Bendito el que viene en el nombre del Señor! ¡Hosanna en las alturas! 10Cuando entró él en Jerusalén, toda la ciudad se conmovió, diciendo: ¿Quién es éste? 11Y la gente decía: Este es Jesús el profeta, de Nazaret de Galilea.

El Versículo: Ha llegado la hora para que el Hijo del Hombre sea glorificado.

Texto Sermón: Zacarías 9:9-10 El profeta Zacarías predice que el Rey de Sión, o sea, el Mesías iba a entrar en su ciudad humildemente, pero también «justo y victorioso.» Cristo se distingue de cualquier otro rey porque él trae la verdadera paz entre Dios y los hombres.

9Alégrate mucho, hija de Sion; da voces de júbilo, hija de Jerusalén; he aquí tu rey vendrá a ti, justo y salvador, humilde, y cabalgando sobre un asno, sobre un pollino hijo de asna. 10Y de Efraín destruiré los carros, y los caballos de Jerusalén, y los arcos de guerra serán quebrados; y hablará paz a las naciones, y su señorío será de mar a mar, y desde el río hasta los fines de la tierra.

AMADOS DE DIOS CON JÚBILO ADOREMOS A NUESTO REY

Cuando estamos estudiando el tiempo en el cual vivieron los profetas bíblicos encontramos muchas similitudes a nuestros tiempos. Esto muestra una verdad en cuanto al valor de la Palabra de Dios en todos los tiempos porque no cambia su propósito, no cambia la voluntad de Dios en todas las épocas. Zacarías es un profeta de los que llamamos del post-exilio, es decir después de que el pueblo de Israel estuvo por 70 años cautivo en Babilonia Dios había puesto el límite de ese cautiverio usando al rey Persa Ciro para que destruyera a Babilonia y permitiera que el pueblo de Dios regresara a Jerusalén. Todos entendemos que sucede cuando una casa se deja sola y se olvida, el tiempo muestra cómo se va destruyendo por si misma por la falta del cuidado de los dueños. Jerusalén ya no tenía el glorioso templo de Jerusalén y las casa donde vivían los judíos estaban también destruidas. Por este motivo tanto los profetas Hageo y Zacarias que fueron contemporáneos animaron al pueblo para reconstruir sus casas y el templo de Jerusalén. Pero en realidad los Israelitas tuvieron prioridades y ellos mezclados con los Samaritanos no vieron como prioridad construir de nuevo el templo. Esto muestra la decadencia espiritual de los Israelitas en ese momento que se dejaron confundir por los samaritanos, pero Dios en su amor envío a estos profetas para predicar la Ley y el Evangelio a su pueblo y así retomaran su vida espiritual.

Hoy no estamos hablando de la reconstrucción de un templo, pero si estamos en las mismas condiciones que los Israelitas en esos momentos, habían visto el poder de Dios al sacarlos de Babilonia y estar de nuevo en su tierra para empezar de nuevo y espiritualmente no estaban preparados. El cristiano de hoy en día fácilmente olvida su vida pasada, es decir, cuando vivía muerto espiritualmente siendo esclavo del maligno viviendo en valle de muerte. Y esto lo demuestra estando en su nueva vida, espiritual, con una cantidad de preguntas que tiene que ver con la soberanía de Dios. ¿habrá esperanza en el futuro? ¿Pueden los creyentes esperar que Dios intervenga a favor de una nación que le ha rechazado? ¿Deben estar ellos optimistas acerca de las cosas por venir? ¿O deben permitir que la situación presente los lleve al pesimismo? Y tenemos una respuesta a estas preguntas solamente guiado por nuestro orgullo pecaminoso que le gusta tener el control del futuro, le gusta vivir en la libertad del mañana pecando contra el primer mandamiento porque solo confía en sí mismo, confía en lo que el hombre pueda hacer por si mismo y nos llenamos de un pesimismo que nos lleva a adorar a otros dioses como la fama, el respeto, el egoísmo, la avaricia y así ser triunfantes en este mundo porque creemos que Dios está equivocado. Este es el trabajo de Satanás siempre nos convence que Dios no sabe lo que está haciendo y es por esto que pecamos en contra de toda la esencia de Dios contra el primer mandamiento.

El capitulo nueve de Zacarias esta hablando del juicio a las naciones paganas que estaban alrededor de Jerusalén, pero en medio de este juicio podemos ver como Dios dio las buenas nuevas para su pueblo y es donde toma un valor importante usar este texto de Zacarías en este Domingo de Ramos iniciando la Semana Santa. 9Alégrate mucho, hija de Sion; da voces de júbilo, hija de Jerusalén; he aquí tu rey vendrá a ti, justo y salvador, humilde, y cabalgando sobre un asno, sobre un pollino hijo de asna. 10Y de Efraín destruiré los carros, y los caballos de Jerusalén, y los arcos de guerra serán quebrados; y hablará paz a las naciones, y su señorío será de mar a mar, y desde el río hasta los fines de la tierra. Estos versículos están llenos de un profundo significado para el creyente porque esta haciendo referencia a Cristo Jesús en dos acontecimientos importantes que cambio el mundo. El primero lo vemos en este domingo de Ramos como nuestro Señor Jesucristo entró a Jerusalén montado en un asno, en un pollino hijo de asna. Y el segundo es cuando venga por segunda vez para destruir todo este mundo pecaminoso y llevar todo su pueblo al cielo en cuerpo y alma. Hablando del primer punto, en cuanto a la entrada triunfante en Jerusalén San Mateo nos relata cómo se cumplió cada palabra de esta profecía con gran júbilo. Como todos los que estaban en Jerusalén gritaron ¡Hosanna al Hijo de David! ¡Bendito el que viene en el nombre del Señor! ¡Hosanna en las alturas! Mateo 21:9. Estos gritos de Júbilo para nosotros y todo creyente tiene un sentido confesional muy importante que no nos deja desmayar en estos tiempos, nos quita todo miedo que tengamos al futuro, nos fortalece en lo más profundo de nuestra fe porque nosotros también confesamos que estamos frente a nuestro Señor que es Hijo de David, es decir cien por ciento hombre como lo explicó Pablo en una de las lecturas para este día: 6el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse, 7sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres; Filipenses 2:6-7. Y es Bendito porque es también Dios ya que igualmente Pablo no se equivoca al señalar que este mismo Jesús es soberano al decir en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos, y en la tierra, y debajo de la tierra; 11y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor Filipenses 2:10-11. Estamos parados frente a la piedra de nuestra fe, la solidez de nuestra esperanza no depende de nosotros porque Dios mismo vino a vencer nuestros temores, nuestras angustias, nuestras preocupaciones sobre el futuro porque siendo hijos de Dios ahora por la fe en Jesucristo nos da la seguridad por medio del Espíritu Santo de nuestra eternidad en sus moradas por siempre.

Esta profecía como les dije también esta señalando la venida de nuestro Rey por segunda vez la cual necesitamos estar preparados para su llegada porque seremos testigos de la paz que vivimos hoy en día con nuestro Dios ya que cuando Jesús venga por segunda vez esta paz será universal. Ya no habrá carros de fuego ni arcos de batalla. Las tijeras de podar y las rejas del arado tomarán el lugar de las espadas y de las lanzas. Esa paz les llegará a los que estén del lado del Rey. La paz viene con la justicia. Cuando por fin se pueda ver sin lugar a duda que la causa es la justa, cuando los creyentes vean el cumplimiento de todos sus sueños y esperanzas, entonces habrá llegado la verdadera paz de la mente y del corazón.

Hoy estamos adorando a nuestro Dios, no con mantos y ramas tiradas en el camino como lo hicieron los habitantes de Jerusalén ese domingo de Ramos sino con Palabras que salen de nuestro Corazón movidos por la Fe Salvadora. Porque este Rey ha conquistado nuestro corazón pecaminoso. Este Rey nos ha ganado para su reino por su misericordia. Nuestro pecado en contra del primer mandamiento fue perdonado por el Padre por este Rey que es el mismo Dios sabe todas las cosas y esto lo demostró no solamente al conocer la profecía de Zacarias sino al enviar a dos se sus apóstoles a la aldea del frente para encontrar el asna y el pollino que el mismo Jesús sabia donde estaba y quien era su dueño. Es muy importante que nosotros creamos que Jesús es Dios porque es el único que pudo enfrentarse con el diablo para poder rescatarnos de nuestra idolatría y esto lo hizo humillándose para morir en la cruz Filipenses 2:8, ya que el Padre exigía la muerte como pago de nuestro pecado y este Rey murió por todos nosotros para ser perdonados por nuestro Padre. Pero también este Rey sé que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres, Filipenses 2:7 para cumplir el primer mandamiento por nosotros perfectamente solo confiando que su vida y futuro estaba en manos de Dios y es por lo que llego confiado a Jerusalén para terminar la obra que le fue encomendada y es por esto que en su vida encontramos perdón de nuestro pecado en contra del primer mandamiento. Esta verdad que acabamos de escuchar el Espíritu Santo nos hace adorarle hoy no solamente en nuestro culto diciendo que es el Rey de nuestras vidas con las palabras del Salmo 24: 7-10 Alzad, oh puertas, vuestras cabezas, Y alzaos vosotras, puertas eternas, Y entrará el Rey de gloria. 8¿Quién es este Rey de gloria? Jehová el fuerte y valiente, Jehová el poderoso en batalla. 9Alzad, oh puertas, vuestras cabezas, Y alzaos vosotras, puertas eternas, Y entrará el Rey de gloria. 10 ¿Quién es este Rey de gloria? Jehová de los ejércitos, Él es el Rey de la gloria.

También adoramos a nuestro Rey y Señor con nuestras vidas, confiando que nuestro futuro, el día de mañana está en sus manos. ¿mañana tendremos el pan diario, el vestido y el techo? Este Rey nos responde por medio del Salmista Joven fui, y he envejecido, Y no he visto justo desamparado, Ni su descendencia que mendigue pan. Salmo 37:25. ¿Tenemos miedo de caer en el virus y estar en el hospital?, mira una vez más la respuesta de nuestro Rey Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados. Romanos 8:28. ¿Tienes miedo de llegar a la muerte?, una vez más nuestro Rey nos responde 25Yo sé que mi Redentor vive, Y al fin se levantará sobre el polvo; 26 Y después de deshecha esta mi piel, En mi carne he de ver a Dios; 27 Al cual veré por mí mismo, Y mis ojos lo verán, y no otro, Aunque mi corazón desfallece dentro de mí. Job 19:25-27. Y finalmente hoy adoremos a nuestro Dios esperando llegar a nuestro verdadero hogar donde estaremos por siempre adorándole así: 8todos tenían arpas, y copas de oro llenas de incienso, que son las oraciones de los santos; 9y cantaban un nuevo cántico, diciendo: Digno eres de tomar el libro y de abrir sus sellos; porque tú fuiste inmolado, y con tu sangre nos has redimido para Dios, de todo linaje y lengua y pueblo y nación; 10y nos has hecho para nuestro Dios reyes y sacerdotes, y reinaremos sobre la tierra. Apocalipsis 5:8-10. Amén

Los Himnos:

Algunos himnos sugeridos:

Cantad al Señor:

17 De tal manera Dios amó

18 Te saludo, Cristo santo

27 Cristo es mi alegría

28 El profundo amor de Cristo

29 Fruto del amor divino

63-79 Himnos de Alabanza

107 El Señor es mi luz

108 Esta es la fiesta

Culto Cristiano:

2 Alzaos ¡oh puertas!

6 ¡Hosanna al buen Señor Jesús!

46 Al contemplar la excelsa cruz

47 Cristo vida del viviente

55 Jerusalén despierta

56 Cabalga majestuoso

57 Gloria sea a Cristo

78 De mil arpas y mil voces

80 Ved al Cristo, rey de gloria

82 A Cristo proclamad

404 ¡Hosanna al Hijo de David!

405 Jesús es mi Rey soberano

 

 

Print Friendly, PDF & Email

Comentarios

Comentarios