2019-12-22 – La navidad

Print Friendly, PDF & Email

La navidad

(Blanco)

Tema del día: Pero María guardaba todas estas cosas, meditándolas en su corazón.” Así como María, nosotros en este día de la Navidad meditamos en el misterio de la natividad: ¡Cristo nació para vivir, morir y resucitar por nosotros! El Verbo se hizo carne y por medio de la fe lo vemos en su gloria. ¡Gloria a Dios en las alturas!

La Colecta: Oh Dios, que nos alegras con la celebración anual del nacimiento de tu Hijo unigénito Jesucristo: Concede que nosotros que lo recibimos gozosos como Salvador también lo recibamos confiados cuando venga en su gloria para juzgarnos; por el mismo Jesucristo, tu Hijo, nuestro Señor, que vive y reina contigo y con el Espíritu Santo, siempre un solo Dios, por los siglos de los siglos. Amén.

La Primera Lectura: Isaías 52:7-10 Las buenas nuevas del mensaje navideño se encuentran en las palabras del profeta Isaías, “Jehova ha consolado a su pueblo, a Jerusalén ha redimido.” Son las buenas nuevas que Jesucristo nació para traer a la humanidad la salvación.

7¡Cuán hermosos son sobre los montes los pies del que trae alegres nuevas, del que anuncia la paz, del que trae nuevas del bien, del que publica salvación, del que dice a Sion: ¡Tu Dios reina! 8¡Voz de tus atalayas! Alzarán la voz, juntamente darán voces de júbilo; porque ojo a ojo verán que Jehová vuelve a traer a Sion. 9Cantad alabanzas, alegraos juntamente, soledades de Jerusalén; porque Jehová ha consolado a su pueblo, a Jerusalén ha redimido. 10Jehová desnudó su santo brazo ante los ojos de todas las naciones, y todos los confines de la tierra verán la salvación del Dios nuestro.

El Salmo del Día: Salmo 98

Salmo.

1 Cantad a Jehová cántico nuevo,

Porque ha hecho maravillas;

Su diestra lo ha salvado, y su santo brazo.

2 Jehová ha hecho notoria su salvación;

A vista de las naciones ha descubierto su justicia.

3 Se ha acordado de su misericordia y de su verdad para con la casa de Israel;

Todos los términos de la tierra han visto la salvación de nuestro Dios.

4 Cantad alegres a Jehová, toda la tierra;

Levantad la voz, y aplaudid, y cantad salmos.

5 Cantad salmos a Jehová con arpa;

Con arpa y voz de cántico.

6 Aclamad con trompetas y sonidos de bocina,

Delante del rey Jehová.

7 Brame el mar y su plenitud,

El mundo y los que en él habitan;

8 Los ríos batan las manos,

Los montes todos hagan regocijo

9 Delante de Jehová, porque vino a juzgar la tierra.

Juzgará al mundo con justicia,

Y a los pueblos con rectitud.

La Segunda Lectura: Hebreos 1:1-9 Jesús es “el resplandor de su gloria, y la imagen misma de su sustancia.” Este bebito que María cargaba en sus brazos es el Hijo todopoderoso de Dios, el cual sustenta todas las cosas con la palabra de su poder. En la persona de Jesucristo, Dios se revela a sí mismo y nos revela su voluntad para nosotros. Dios quiere que seamos salvos y envió a su Hijo para efectuar “la purificación de nuestros pecados.”

1Dios, habiendo hablado muchas veces y de muchas maneras en otro tiempo a los padres por los profetas, 2en estos postreros días nos ha hablado por el Hijo, a quien constituyó heredero de todo, y por quien asimismo hizo el universo; 3el cual, siendo el resplandor de su gloria, y la imagen misma de su sustancia, y quien sustenta todas las cosas con la palabra de su poder, habiendo efectuado la purificación de nuestros pecados por medio de sí mismo, se sentó a la diestra de la Majestad en las alturas, 4hecho tanto superior a los ángeles, cuanto heredó más excelente nombre que ellos.

5Porque ¿a cuál de los ángeles dijo Dios jamás:

Mi Hijo eres tú,

Yo te he engendrado hoy,

y otra vez:

Yo seré a él Padre,

Y él me será a mí hijo?

6Y otra vez, cuando introduce al Primogénito en el mundo, dice:

Adórenle todos los ángeles de Dios.

7Ciertamente de los ángeles dice:

El que hace a sus ángeles espíritus,

Y a sus ministros llama de fuego.

8Mas del Hijo dice:

Tu trono, oh Dios, por el siglo del siglo;

Cetro de equidad es el cetro de tu reino.

9 Has amado la justicia, y aborrecido la maldad,

Por lo cual te ungió Dios, el Dios tuyo,

Con óleo de alegría más que a tus compañeros.

El Versículo: ¡Aleluya! ¡Aleluya! El Señor me dijo, “Mi hijo eres tú, yo te he engendrado hoy.” ¡Aleluya!

El Evangelio: Juan 1:1-14 Cristo, el Verbo eterno, se hizo carne para habitar entre nosotros. Este Verbo nos revela el amor y la gracia de Dios y nos trae la vida eterna.

1En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios. 2Este era en el principio con Dios. 3Todas las cosas por él fueron hechas, y sin él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho. 4En él estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres. 5La luz en las tinieblas resplandece, y las tinieblas no prevalecieron contra ella.

6Hubo un hombre enviado de Dios, el cual se llamaba Juan. 7Este vino por testimonio, para que diese testimonio de la luz, a fin de que todos creyesen por él. 8No era él la luz, sino para que diese testimonio de la luz.

9Aquella luz verdadera, que alumbra a todo hombre, venía a este mundo. 10En el mundo estaba, y el mundo por él fue hecho; pero el mundo no le conoció. 11A lo suyo vino, y los suyos no le recibieron. 12Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios; 13los cuales no son engendrados de sangre, ni de voluntad de carne, ni de voluntad de varón, sino de Dios.

14Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros (y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad.

HERMANOS CELEBREMOS DIOS HECHO HOMBRE ENTRE NOSOTROS

Hace pocos días estaba viendo un video de 7 cosas que debes saber y entre estas siete estaban hablando de la venida de Jesús a este mundo, en verdad lo que afirmaba ese video es que no hay que creer que alguien que se llama Dios pudo venir o vivir entre los humanos, esto lo catalogaron como un mito y más que basan su explicación en como se celebra la navidad porque hay una combinacion entre lo pagano y el cristianismo, ya que muchos afirman que la Navidad se celebra el 25 de diciembre porque ese día el imperio de Roma celebraba el nacimiento del dios sol, también llaman esta fiesta saturdina y finalmente dicen que fue Constantino quien hizo que las fiestas paganas del imperio romano fueran sincronizadas con las fiestas del cristinismo.

Es un punto interesante que muchos plantean. Pero nosotros tenemos esta pregunta ¿pecamos si celebramos la Navidad? Tenemos dos respuestas a esta pregunta y estas son: Sí pecamos y no pecamos. Pecamos cuando en estas fechas queremos celebrar paganamente la Navidad, es decir: cuando participamos de las novenas que llamamos de aguinaldos porque allí se adora a José, María y hasta a los pastores o cuando el centro de esta fiesta es solo las festividades familiares y llenas de comercio porque necesitamos de dinero para tener una buena navidad y finalmente cuando pensamos que no es importante la Navidad porque creemos a videos como estos.

Colosenses 2:16 16Por tanto, nadie os juzgue en comida o en bebida, o en cuanto a días de fiesta, luna nueva o días de reposo,* 17todo lo cual es sombra de lo que ha de venir; pero el cuerpo es de Cristo. Este versículo nos habla que tenemos una libertad cristiana de celebrar fiestas religiosas y sobre todo cuando tienen un propósito claro y el versículo 17 nos dice que las fiestas siempre son una sombra de Cristo, esto quiere decir que nos apunta a nuestro Salvador y el Apóstol Juan nos anima a esto cuando estamos celebrando la fiesta de la Navidad 14Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros (y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad. Así es, cada vez que celebramos la Navidad recordamos como Dios hecho hombre habitó dentro de nosotros, no nos importa saber exactamente la fecha de su nacimiento porque perderíamos el enfoque de su venida, no nos interesa saber en cual pesebre nació porque idolatráramos ese lugar. Solo nos interesa saber que tenemos una fecha en el año de nuestras vidas el cual adoramos recordando como Dios hecho hombre habitó entre nosotros.

¿Porque es importante para el cristiano celebrar la Navidad? Una vez más esto tiene que ver con nuestra naturaleza pecaminosa. Dios sabe que en el mundo está el pecado y es por esto mismo que no lo quiso tratar desde el cielo solamente, en esta época Navideña celebramos como Dios trajo el cielo para acercarlo a nosotros por medio de Jesucristo. Cuando Juan nos muestra esta gran verdad al demostrarnos quien es Jesús, quién es aquel que vino a este mundo y tenemos la prueba número 1 dice que este Verbo es Dios. 1En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios. 2Este era en el principio con Dios. 3Todas las cosas por él fueron hechas, y sin él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho. Sectas como los testigos de Jehová manipulan este versículo haciendo pasar al Verbo como un dios y esto lo hacen porque quieren negar la verdad que Dios hecho hombre es Jesucristo. Pero para cada uno de nosotros tenemos la certeza que sí es Dios mismo quien vino porque es él único que pudo enfrentarse cara a cara con el maligno en este mundo porque el mismo Juan nos dice que ya era la hora del juicio para él en este mundo como esta en Juan 12:31 Ahora es el juicio de este mundo; ahora el príncipe de este mundo será echado fuera. y la manera de echarlo afuera es el mismo Dios hecho hombre habitando entre nosotros porque Él nos conoce muy bien ya que Juan nos afirma que Él estuvo en la creación, así es, el Verbo o la Palabra con la cual fueron creados los cielos y la tierra es el mismo Jesucristo y con ese poder con lo que todo fue creado vino a este mundo para rescatarnos a cada uno de nosotros de las garras del príncipe de este mundo y es por esto que en ÉL no hay pecado porque es un atributo de Dios y es por esto que cada uno de nosotros dependemos de todo lo que hizo porque su vida entera la atribuyo a cada uno de nosotros y es así como el Padre nos ve a través de Él santos y limpios de pecado.

La prueba número dos tiene que ver con lo que ÉL produce en todo aquel que en ÉL cree 4En él estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres. 5La luz en las tinieblas resplandece, y las tinieblas no prevalecieron contra ella. Es aquí donde toma sentido el famoso pasaje de Efesios 2:1 muertos en nuestros delitos y pecados, el pecado nos trae muerte, el pecado nos lleva al infierno eterno, pero Jesús vino a vencer las tinieblas para darnos vida espiritual y vida eterna. Vida espiritual porque hoy podemos confesar que no pertenecemos al príncipe de este mundo, sino que pertenecemos al creador de este mundo, hoy es evidente lo que nos dice Romanos 10:9 que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo. Con esta confesión de fe estamos afirmando que Jesús murió para vencer la muerte por cada uno de nosotros, para poder cada uno de nosotros tener la verdadera esperanza de la vida eterna. Esto es lo que celebramos en la Navidad.

La prueba número tres tiene que ver como fue anunciado y a quienes fue anunciado. Es por esto por lo que un personaje importante en la Navidad es Juan el Bautista 6Hubo un hombre enviado de Dios, el cual se llamaba Juan. 7Este vino por testimonio, para que diese testimonio de la luz, a fin de que todos creyesen por él. 8No era él la luz, sino para que diese testimonio de la luz. Su trabajo fue muy claro y certero, anunció la LUZ a Cristo Jesús y es importante para nosotros creer que es la Luz porque también impacta nuestra vida como lo enseña Mateo 5:14-16 14Vosotros sois la luz del mundo; una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder. 15Ni se enciende una luz y se pone debajo de un almud, sino sobre el candelero, y alumbra a todos los que están en casa. 16Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos. Celebramos en esta Navidad también el hecho de que vivimos diferente, vivir guiados por la Luz es muy claro porque todos los hombres verán como son nuestras vidas, usamos la ley como guía para mostrar nuestros frutos de arrepentimiento y esto quiere decir que todo lo que practicábamos en nuestra vida pasada ya es diferente en este momento porque el Amor a Dios y al prójimo nos lleva cada día a practicar este Amor, perdonando, hablando la verdad, siendo fieles a nuestras promesas y lo más importante siempre pensando en hacer el bien al hermano en la fe y al prójimo.

La última prueba que nos ofrece este pasaje para seguir celebrando la Navidad es triste. Porque tiene que ver con la Salvación del hombre. 9Aquella luz verdadera, que alumbra a todo hombre, venía a este mundo. 10En el mundo estaba, y el mundo por él fue hecho; pero el mundo no le conoció. 11A lo suyo vino, y los suyos no le recibieron. 12Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios; 13los cuales no son engendrados de sangre, ni de voluntad de carne, ni de voluntad de varón, sino de Dios. El vino a lo suyo, esto quiere decir que lo único que le motivo a Él de venir a este mundo es la Salvación de todos los hombres empezando por su pueblo, Israel, pero la mayoría de ellos le rechazaron. Más para nosotros los que creemos en esta celebración de la Navidad celebramos nuestra Salvación porque somos llamados hijos de Dios y esta verdad nos anima tanto que hace recordar el día de nuestro Bautismo, el día de nuestra Conversión como fuimos hechos por gracia Hijos de Dios.

Navidad para nosotros como cristianos tiene una gran connotación espiritual la cual nos hace celebrarla no importando lo que digan los enemigos del cristianismo y aún muchos cristianos que no entienden la importancia de estas fiestas porque no saben la diferencia entre la Ley y el Evangelio. Nosotros hoy podemos decir Feliz Navidad porque recordar el Nacimiento de nuestro Salvador es recordar nuestro Nacimiento verdadero el cual nos lleva a la vida eterna. Amén.

Los Himnos:

Algunos himnos sugeridos:

Cantad al Señor:

32 Oh, Verbo humanado

1 A ti loor y gloria

4-16 Los himnos para la Navidad

63 A Dios demos gloria

75 Jubilosos, te adoramos

77 Oh Jesús, niñito hermoso

Culto Cristiano:

8-26 Los himnos para la Navidad

349-358 Los himnos para la Navidad (para niños)

6 ¡Hosanna al buen Señor Jesús!

35 ¡Gloria a Dios en las alturas!

36 Lindos ángeles cantores

 

 

Print Friendly, PDF & Email

Comentarios

Comentarios