2019-10-20 – Pentecostes 19

Print Friendly, PDF & Email

El decimonoveno domingo después de pentecostés

(Verde)

Tema del día: Un hombre no puede tener dos amos. Si el dinero es la cosa más importante de su vida, no hay lugar para Dios. El diablo siempre nos va tentar a aferrarnos y preocuparnos por los bienes materiales de este mundo. Por lo tanto, qué Dios nos ayude a siempre “pelear la buena batalla de la fe,” luchando contra el diablo y las tentaciones de este mundo.

La Colecta: Oh Dios, Fortaleza de todos los que en ti confían: Misericordiosamente acepta nuestra súplica, y puesto que por causa de nuestra naturaleza pecadora no podemos hacer ningún bien sin tu ayuda, concédenos tu gracia, para que guardando tus mandamientos, te agrademos en palabra y obra; por Jesucristo, tu Hijo, nuestro Señor, que vive y reina contigo y con el Espíritu Santo, siempre un solo Dios, por los siglos de los siglos. Amén.

La Primera Lectura: Amós 6:1-7 Dios por medio del Profeta Amós regaña a los que confían en sus riquezas y los placeres de este mundo.

1¡Ay de los reposados en Sion, y de los confiados en el monte de Samaria, los notables y principales entre las naciones, a los cuales acude la casa de Israel! 2Pasad a Calne, y mirad; y de allí id a la gran Hamat; descended luego a Gat de los filisteos; ved si son aquellos reinos mejores que estos reinos, si su extensión es mayor que la vuestra, 3oh vosotros que dilatáis el día malo, y acercáis la silla de iniquidad. 4Duermen en camas de marfil, y reposan sobre sus lechos; y comen los corderos del rebaño, y los novillos de en medio del engordadero; 5gorjean al son de la flauta, e inventan instrumentos musicales, como David; 6beben vino en tazones, y se ungen con los ungüentos más preciosos; y no se afligen por el quebrantamiento de José. 7Por tanto, ahora irán a la cabeza de los que van a cautividad, y se acercará el duelo de los que se entregan a los placeres.

El Salmo del Día: Salmo 146

Aleluya.

1 Alaba, oh alma mía, a Jehová.

2 Alabaré a Jehová en mi vida;

Cantaré salmos a mi Dios mientras viva.

3 No confiéis en los príncipes,

Ni en hijo de hombre, porque no hay en él salvación.

4 Pues sale su aliento, y vuelve a la tierra;

En ese mismo día perecen sus pensamientos.

5 Bienaventurado aquel cuyo ayudador es el Dios de Jacob,

Cuya esperanza está en Jehová su Dios,

6 El cual hizo los cielos y la tierra,

El mar, y todo lo que en ellos hay;

Que guarda verdad para siempre,

7 Que hace justicia a los agraviados,

Que da pan a los hambrientos.

Jehová liberta a los cautivos;

8 Jehová abre los ojos a los ciegos;

Jehová levanta a los caídos;

Jehová ama a los justos.

9 Jehová guarda a los extranjeros;

Al huérfano y a la viuda sostiene,

Y el camino de los impíos trastorna.

10 Reinará Jehová para siempre;

Tu Dios, oh Sion, de generación en generación.

Aleluya.

La Segunda Lectura: 1 Timoteo 6:6-16 El apóstol Pablo anima a su hijo en la fe, Timoteo, a pelear “la buena batalla de la fe,” luchando contra las tentaciones del diablo y de este mundo pecaminoso. Sólo con la ayuda de Dios y con la espada que es la Palabra de Dios, se puede estar contento y luchar contra las tentaciones de avaricia.

6Pero gran ganancia es la piedad acompañada de contentamiento; 7porque nada hemos traído a este mundo, y sin duda nada podremos sacar. 8Así que, teniendo sustento y abrigo, estemos contentos con esto. 9Porque los que quieren enriquecerse caen en tentación y lazo, y en muchas codicias necias y dañosas, que hunden a los hombres en destrucción y perdición; 10porque raíz de todos los males es el amor al dinero, el cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe, y fueron traspasados de muchos dolores.

11Mas tú, oh hombre de Dios, huye de estas cosas, y sigue la justicia, la piedad, la fe, el amor, la paciencia, la mansedumbre. 12Pelea la buena batalla de la fe, echa mano de la vida eterna, a la cual asimismo fuiste llamado, habiendo hecho la buena profesión delante de muchos testigos. 13Te mando delante de Dios, que da vida a todas las cosas, y de Jesucristo, que dio testimonio de la buena profesión delante de Poncio Pilato, 14que guardes el mandamiento sin mácula ni reprensión, hasta la aparición de nuestro Señor Jesucristo, 15la cual a su tiempo mostrará el bienaventurado y solo Soberano, Rey de reyes, y Señor de señores, 16el único que tiene inmortalidad, que habita en luz inaccesible; a quien ninguno de los hombres ha visto ni puede ver, al cual sea la honra y el imperio sempiterno. Amén.

El Versículo: ¡Aleluya! ¡Aleluya! Al nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en el cielo, y en la tierra, y debajo la tierra, y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor, para gloria de Dios Padre. ¡Aleluya!

El Evangelio: Lucas 16:19-31 La historia del rico y pobre Lázaro sirve para recordarnos que el confiar en cualquier cosa más que en Jesucristo resultará en la condenación eterna en el infierno. (Es notable que la Biblia nunca dice que esta historia es una parábola).

19Había un hombre rico, que se vestía de púrpura y de lino fino, y hacía cada día banquete con esplendidez. 20Había también un mendigo llamado Lázaro, que estaba echado a la puerta de aquél, lleno de llagas, 21y ansiaba saciarse de las migajas que caían de la mesa del rico; y aun los perros venían y le lamían las llagas. 22Aconteció que murió el mendigo, y fue llevado por los ángeles al seno de Abraham; y murió también el rico, y fue sepultado. 23Y en el Hades alzó sus ojos, estando en tormentos, y vio de lejos a Abraham, y a Lázaro en su seno. 24Entonces él, dando voces, dijo: Padre Abraham, ten misericordia de mí, y envía a Lázaro para que moje la punta de su dedo en agua, y refresque mi lengua; porque estoy atormentado en esta llama. 25Pero Abraham le dijo: Hijo, acuérdate que recibiste tus bienes en tu vida, y Lázaro también males; pero ahora éste es consolado aquí, y tú atormentado. 26Además de todo esto, una gran sima está puesta entre nosotros y vosotros, de manera que los que quisieren pasar de aquí a vosotros, no pueden, ni de allá pasar acá. 27Entonces le dijo: Te ruego, pues, padre, que le envíes a la casa de mi padre, 28porque tengo cinco hermanos, para que les testifique, a fin de que no vengan ellos también a este lugar de tormento. 29Y Abraham le dijo: A Moisés y a los profetas tienen; óiganlos. 30Él entonces dijo: No, padre Abraham; pero si alguno fuere a ellos de entre los muertos, se arrepentirán. 31Mas Abraham le dijo: Si no oyen a Moisés y a los profetas, tampoco se persuadirán aunque alguno se levantare de los muertos.

JESÚS NOS LLEVA AL DESTINO ETERNO VERDADERO

En algún momento de nuestras vidas cada uno de nosotros tenemos la oportunidad de planear y hacer un viaje de descanso con la familia o tal vez hacerlo de manera solitaria, siempre para esos tipos de viajes hay muchas cosas que planear y sobretodo recuerdos que grabar. Este pasaje para el día de hoy es un viaje al futuro donde vemos con claridad el destino final y eterno de cada persona en este mundo. Nuestro Señor Jesucristo hoy está haciendo un papel único de ser un agente de viaje que conoce perfectamente estos dos destinos que son eternos, el cielo o el infierno. Pablo en una de sus cartas nos dice Desecha las fábulas profanas y de viejas. Ejercítate para la piedad. 1 Timoteo 4:7, muchos falsos maestros, ateos y enemigos de Dios niegan que el cielo y el infierno existen o disfrazan estos términos engañando a las personas para que no se preocupen por la eternidad; al diablo le ha funcionado muy bien esta estrategia por siglos y son muchos los que han sido engañados; pero para que nosotros no seamos engañados por el enemigo vamos a hacer este viaje al futuro con nuestro Señor para que podamos entender como es de importante vivir en la Piedad; pero ustedes se estarán preguntando que es la Piedad de la cual habla Pablo en este versículo que escribió a Timoteo 16E indiscutiblemente, grande es el misterio de la piedad: Dios fue manifestado en carne, Justificado en el Espíritu, Visto de los ángeles, Predicado a los gentiles, Creído en el mundo, Recibido arriba en gloria. 1 Timoteo 3:16. Sencillamente Pablo le escribió a Timoteo y a nosotros en este momento que es necesario mantenernos en la fe en Cristo Jesús porque esta doctrina de la Piedad es todo lo que Cristo hizo por amor a la humanidad y esto es lo que hace que el viaje de la eternidad del hombre sea placentero o lleno de dolor eterno al rechazar la obra de Cristo.

No podemos pasar por alto esta historia bíblica que es la conclusión de una serie de enseñanzas dadas por Jesús respecto a lo perdido y encontrado y como el diablo usa este mundo y especialmente las riquezas para hacer perder el hombre y es por este motivo que Jesús concluye con su enseñanza al hablar de dos hombres, un hombre rico y el mendigo Lázaro; la diferencia de la vida entre los dos era muy notoria puesto que la manera de vestir del hombre rico era con trajes de púrpura y lino fino y la del mendigo pues nos podemos imaginar su vestimenta que solo mostraba las llagas que tenía en su cuerpo y como su compañía eran unos perros que lamian estas laceraciones; pero lo curioso que Jesús cuenta de esta historia que estos dos hombres se conocían de vista, pero lo más posible es que Lázaro sabía quién era este hombre que lo alimentaba con sus sobras y este hombre tal vez veía a Lázaro y nunca se interesó por él. Pero llegó el momento del viaje de estos dos hombres, ese viaje que cada uno de nosotros estamos esperando ansiosamente porque como cristianos queremos estar en el cielo al lado de nuestro Dios; pero lo que sucedió es algo que pasa todos los días en nuestras vidas, es decir, cada día mueren una cantidad innumerable de personas las cuales para algunos su destino eterno es placentero y para otros un lugar lleno de desesperanza.

Jesús nos dice en esta historia que los dos hombres murieron, pero la diferencia continuó entre estos dos hombres, la diferencia que se veía en la tierra se vio también en su viaje de eternidad 22Aconteció que murió el mendigo, y fue llevado por los ángeles al seno de Abraham; y murió también el rico, y fue sepultado. 23Y en el Hades alzó sus ojos, estando en tormentos, y vio de lejos a Abraham, y a Lázaro en su seno. 24Entonces él, dando voces, dijo: Padre Abraham, ten misericordia de mí, y envía a Lázaro para que moje la punta de su dedo en agua, y refresque mi lengua; porque estoy atormentado en esta llama. Cielo e infierno, la Biblia es muy clara al explicar y señalar que estos dos lugares son reales, ¡Sí existen! y la única manera de que alguien sea llevado por los ángeles al cielo, aquí lo llama la Biblia el Seno de Abraham, es por la fe en Cristo Jesús, porque ella misma nos dice que Jesús no solamente es nuestro agente de viaje eterno sino que por medio de Él podemos asegurar este viaje Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí. Juan 14:6. Y la manera que Jesús es nuestro viaje seguro para la eternidad esta explicado claramente en el evangelio de Juan 3:18.18El que en él cree, no es condenado; pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios.

Este versículo explica porque el motivo de que Lázaro fuera al cielo y este hombre rico al infierno, es la diferencia de ser creyente e incrédulo, esta misma diferencia que la Biblia mostró en este versículo 25Pero Abraham le dijo: Hijo, acuérdate que recibiste tus bienes en tu vida, y Lázaro también males; pero ahora éste es consolado aquí, y tú atormentado. Lázaro no fue al cielo por pobre y el rico por ser rico al infierno, simplemente la Biblia está mostrando que las riquezas en este mundo tienden a apartarnos de las cosas que en verdad son importantes, las bendiciones espirituales, porque una de las funciones de las cosas materiales es mantenernos entretenidos en el bienestar de este mundo como le sucedió al hijo prodigo, y también a este hombre rico de la historia para el día de hoy y a muchos que les sucede como lo enseña la parábola del sembrador en Mateo 13:22 El que fue sembrado entre espinos, éste es el que oye la palabra, pero el afán de este siglo y el engaño de las riquezas ahogan la palabra, y se hace infructuosa. Esta es la conclusión de esta sección que estamos terminando en este día frente a como las riquezas materiales si no las enfocamos espiritualmente terminan ganando nuestra almas haciéndole compañía a este hombre rico e implorando un poco de misericordia Padre Abraham, ten misericordia de mí, y envía a Lázaro para que moje la punta de su dedo en agua, y refresque mi lengua; porque estoy atormentado en esta llama. Este lugar es el infierno eterno y es por este motivo que necesitamos cuidarnos espiritualmente porque cualquier cristiano que se deje engañar de las riquezas y las ame puede perder la salvación y estar pidiendo una gota de agua en el infierno después de haber tenido todo.

El viaje a la eternidad ya no tiene regreso, no se puede cambiar el destino, si se llega al infierno no se puede salir de allá es por esto que la Biblia nos enseña la diferencia de estos dos lugares 26Además de todo esto, una gran sima está puesta entre nosotros y vosotros, de manera que los que quisieren pasar de aquí a vosotros, no pueden, ni de allá pasar acá. Y además tampoco podemos ayudar desde allá a prevenir de que alguien llegue a ese lugar 27Entonces le dijo: Te ruego, pues, padre, que le envíes a la casa de mi padre, 28porque tengo cinco hermanos, para que les testifique, a fin de que no vengan ellos también a este lugar de tormento. El tiempo es hoy, no mañana o algún día, es hoy donde Dios quiere que usemos su Palabra no solamente para cuidar nuestras almas sino también para que nuestra familia y amigos no lleguen a este lugar de tormento eterno 29Y Abraham le dijo: A Moisés y a los profetas tienen; óiganlos. 30Él entonces dijo: No, padre Abraham; pero si alguno fuere a ellos de entre los muertos, se arrepentirán. 31Mas Abraham le dijo: Si no oyen a Moisés y a los profetas, tampoco se persuadirán aunque alguno se levantare de los muertos. Y oír y creer en la Palabra de Dios es lo que nos libra de ir al infierno, nadie puede venir de allá para prevenirnos o asegurarnos que está pasando en esos momentos en ese lugar de tormentos. Sólo la Biblia nos puede librar de ese lugar terrible porque ella nos mantiene en la perspectiva de Jesús, sólo Él puede tratar con nuestro pecado porque Moisés y los profetas nos muestran que el infierno es el lugar donde es castigado el pecado y sólo Moisés y lo profetas nos enseña y nos da la fe en Cristo Jesús quien fue la solución para que todo aquel que crea en ÉL no sea castigado en el infierno porque Él cargó con nuestro castigo que merecemos por ser pecadores y esto lo hizo cumpliendo la voluntad del Padre perfectamente en lugar nuestro y es por esto que Pedro nos recuerda lo que él mismo escuchó Pues cuando él recibió de Dios Padre honra y gloria, le fue enviada desde la magnífica gloria una voz que decía: Este es mi Hijo amado, en el cual tengo complacencia. 2 Pedro 1:17 y esta complacencia le llevó a pagar por cada uno de nuestros pecados con su vida como Pablo lo señala y despojando a los principados y a las potestades, los exhibió públicamente, triunfando sobre ellos en la cruz. Colosenses 2:15. Jesús venció a Satanás librándonos del poderío del infierno y es por esto que nosotros cuando muramos no vamos a ir a un lugar inventado por la tradición que le llaman purgatorio, vamos a ir al cielo, estaremos allí por toda la eternidad y no podremos desde allá interceder por nadie, ni venir a ayudarle a nadie para que vaya al cielo y se salve de ir al infierno; solo tenemos la oportunidad ahora, este es el momento del estado de gracia para muchas personas, este tiempo consiste en la oportunidad que tiene alguien de escuchar la Palabra de Dios y ser convencido por la ley de que necesita a Cristo como su Señor y Salvador para ir al Cielo, tenemos mucho que hacer porque es necesario usar a Moisés y los profetas para que los que no han creído lo puedan hacer y así ayudar para que el viaje de destino eterno sea placentero, no podemos pecar en contra del tercer mandamiento queriendo convencer a las personas para que crean en Jesús usando testimonios o prometiendo sanidades o haciendo otras clases de promesas que la Biblia no da o buscando a otros mediadores como María o cualquier personaje bíblico o no bíblico conocido; Sólo en agradecimiento a Jesús que es nuestro agente de viaje eterno sólo usemos las Escrituras, solo prediquemos a Jesús porque Él es el centro de nuestras vidas y nuestro agente de viaje seguro. Amén

Algunos himnos sugeridos:

Cantad al Señor:

47 A nadie amaré como a Cristo

48 Busca primero el reino de Dios

49 Con el buen Jesús andemos

50 Cristiano soy

51 Dios de gracia, Dios de gloria

53 Seguidme a mí, dice el Señor

55 Serviremos al Señor

90 ¡Oh Cristo de infinito amor!

Culto Cristiano:

161 Dejo al mundo y sigo a Cristo

243 Jesús., mi tesoro

254 ¡Firmes y adelante!

255 Que mi vida entera esté

257 Mirad y ved

258 Sale a la lucha

259 Tu vida, ¡oh Salvador!

272 Me guía Cristo

403 Estad por Cristo firmes

406 Luchad, luchad por Cristo

 

Print Friendly, PDF & Email

Comentarios

Comentarios