2019-01-27 – Epifanía 3

Print Friendly, PDF & Email

El Tercer Domingo después de la Epifanía

(Verde)

Tema del día: Siguiendo con el tema de la epifanía (literalmente “la manifestación”), vemos como Cristo se manifiesta como el Mesías (el “Ungido”) el cual cumple con todas las profecías del Antiguo Testamento.

La Colecta: Oh Señor, Dios todopoderoso, que siempre has abastecido tus siervos con los varios dones que proceden únicamente de tu Espíritu Santo: Te rogamos que no nos dejes desprovistos de tus múltiples dones ni de la gracia para poderlos usar siempre para gloria tuya y el bienestar de nuestros prójimos; por Jesucristo, tu Hijos, nuestro Señor, que vive y reina contigo y con el Espíritu Santo, siempre un solo Dios, por los siglos de los siglos. Amén.

La Primera Lectura: Isaías 61:1-6 Hablando por medio del Profeta Isaías unos 700 años antes de nacer en la carne, Jesús explica que fue ungido, es decir, escogido por Dios para proclamar las buenas nuevas de la salvación a pecadores.

1El Espíritu de Jehová el Señor está sobre mí, porque me ungió Jehová; me ha enviado a predicar buenas nuevas a los abatidos, a vendar a los quebrantados de corazón, a publicar libertad a los cautivos, y a los presos apertura de la cárcel; 2a proclamar el año de la buena voluntad de Jehová, y el día de venganza del Dios nuestro; a consolar a todos los enlutados; 3a ordenar que a los afligidos de Sion se les dé gloria en lugar de ceniza, óleo de gozo en lugar de luto, manto de alegría en lugar del espíritu angustiado; y serán llamados árboles de justicia, plantío de Jehová, para gloria suya.4Reedificarán las ruinas antiguas, y levantarán los asolamientos primeros, y restaurarán las ciudades arruinadas, los escombros de muchas generaciones.

5Y extranjeros apacentarán vuestras ovejas, y los extraños serán vuestros labradores y vuestros viñadores. 6Y vosotros seréis llamados sacerdotes de Jehová, ministros de nuestro Dios seréis llamados; comeréis las riquezas de las naciones, y con su gloria seréis sublimes.

El Salmo del Día: Salmo 19

Al músico principal. Salmo de David.

1 Los cielos cuentan la gloria de Dios,

Y el firmamento anuncia la obra de sus manos.

2 Un día emite palabra a otro día,

Y una noche a otra noche declara sabiduría.

3 No hay lenguaje, ni palabras,

Ni es oída su voz.

4 Por toda la tierra salió su voz,

Y hasta el extremo del mundo sus palabras.a

En ellos puso tabernáculo para el sol;

5 Y éste, como esposo que sale de su tálamo,

Se alegra cual gigante para correr el camino.

6 De un extremo de los cielos es su salida,

Y su curso hasta el término de ellos;

Y nada hay que se esconda de su calor.

7 La ley de Jehová es perfecta, que convierte el alma;

El testimonio de Jehová es fiel, que hace sabio al sencillo.

8 Los mandamientos de Jehová son rectos, que alegran el corazón;

El precepto de Jehová es puro, que alumbra los ojos.

9 El temor de Jehová es limpio, que permanece para siempre;

Los juicios de Jehová son verdad, todos justos.

10 Deseables son más que el oro, y más que mucho oro afinado;

Y dulces más que miel, y que la que destila del panal.

11 Tu siervo es además amonestado con ellos;

En guardarlos hay grande galardón.

12 ¿Quién podrá entender sus propios errores?

Líbrame de los que me son ocultos.

13 Preserva también a tu siervo de las soberbias;

Que no se enseñoreen de mí;

Entonces seré íntegro, y estaré limpio de gran rebelión.

14 Sean gratos los dichos de mi boca y la meditación de mi corazón delante de ti,

Oh Jehová, roca mía, y redentor mío.

La Segunda Lectura: 1 Corintios 12:12-21,26-27 En los versículos que preceden esta lectura, San Pablo destaca la variedad de dones que existen dentro de su iglesia, y ahora explica que esta variedad no debe de ser causa de celos o división, sino de harmonía, como un cuerpo en que los varios miembros trabajan juntos para la gloria de Dios.

12Porque así como el cuerpo es uno, y tiene muchos miembros, pero todos los miembros del cuerpo, siendo muchos, son un solo cuerpo, así también Cristo.b 13Porque por un solo Espíritu fuimos todos bautizados en un cuerpo, sean judíos o griegos, sean esclavos o libres; y a todos se nos dio a beber de un mismo Espíritu.

14Además, el cuerpo no es un solo miembro, sino muchos. 15Si dijere el pie: Porque no soy mano, no soy del cuerpo, ¿por eso no será del cuerpo? 16Y si dijere la oreja: Porque no soy ojo, no soy del cuerpo, ¿por eso no será del cuerpo? 17Si todo el cuerpo fuese ojo, ¿dónde estaría el oído? Si todo fuese oído, ¿dónde estaría el olfato? 18Mas ahora Dios ha colocado los miembros cada uno de ellos en el cuerpo, como él quiso. 19Porque si todos fueran un solo miembro, ¿dónde estaría el cuerpo? 20Pero ahora son muchos los miembros, pero el cuerpo es uno solo. 21Ni el ojo puede decir a la mano: No te necesito, ni tampoco la cabeza a los pies: No tengo necesidad de vosotros.

26De manera que si un miembro padece, todos los miembros se duelen con él, y si un miembro recibe honra, todos los miembros con él se gozan.

27Vosotros, pues, sois el cuerpo de Cristo, y miembros cada uno en particular.

El Versículo: ¡Aleluya! ¡Aleluya! Jesús iba por toda Galilea, enseñando en sus sinagogas, y proclamando el evangelio del reino, y sanando toda enfermedad y toda dolencia en el pueblo. ¡Aleluya!

El Evangelio: Lucas 4:14-21 En la sinagoga de Nazaret, Jesús lee la profecía que sirve como la primera lectura para esta mañana, y anuncia a la congregación en Nazaret, “Hoy se ha cumplido esta Escritura delante de vosotros.” Es decir que Jesús es el Mesías, el Ungido, que fue prometido en el Antiguo Testamento.

14Y Jesús volvió en el poder del Espíritu a Galilea, y se difundió su fama por toda la tierra de alrededor. 15Y enseñaba en las sinagogas de ellos, y era glorificado por todos.

16Vino a Nazaret, donde se había criado; y en el día de reposo*entró en la sinagoga, conforme a su costumbre, y se levantó a leer. 17Y se le dio el libro del profeta Isaías; y habiendo abierto el libro, halló el lugar donde estaba escrito:

18 El Espíritu del Señor está sobre mí,

Por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres;

Me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón;

A pregonar libertad a los cautivos,

Y vista a los ciegos;

A poner en libertad a los oprimidos;

19 A predicar el año agradable del Señor.

20Y enrollando el libro, lo dio al ministro, y se sentó; y los ojos de todos en la sinagoga estaban fijos en él. 21Y comenzó a decirles: Hoy se ha cumplido esta Escritura delante de vosotros.

EN LA EPIFANÍA EL EVANGELIO NOS LLEVA HACIA JESÚS

1 Juan 2:18 nos dice Hijitos, ya es el último tiempo; y según vosotros oísteis que el anticristo viene, así ahora han surgido muchos anticristos; por esto conocemos que es el último tiempo. Tal vez ninguno de nosotros tengamos la experiencia personal de conocer personas que se hagan llamar hoy en día Cristo, pero por los medios de comunicación como la televisión y la internet nos enteramos que con frecuencia hay personas que creen que son la encarnación de Cristo, los líderes de estos grupos se reúnen en lugares apartados donde solamente pueden ir las personas que creen en ellos, también encontramos otra característica de ellos que enseñan y creen que únicamente son salvados las personas que le siguen o pertenecen a su organización. Uno de los movimientos sectarios que están creciendo poco a poco, es el ministerio que conocemos como creciendo en Gracia donde su creador en el año 2005, se declaró “Jesucristo Hombre” , manifestando así que él era, además de la encarnación de Jesús, su segunda venida. Para la teología de José Luis de Jesús Miranda, el Jesús de Nazaret del Siglo I fue la manifestación inicial de Dios en carne humana, pero él era la postrer encarnación, el Dios con Nosotros y quien realizaría la obra completa de redención. Después de su muerte, su esposa, fue quien tomo el timón de esta secta religiosa y ahora dice que Jesús es mujer de la siguiente manera: la primera encarnación de Jesús fue María Magdalena, y la segunda, Melquisedec Lisbet, pues “Cristo siempre ha sido mujer, el nombre de Jesús es sólo una referencia a ella, pues los judíos eran machistas, además que Roma manipuló la Biblia, ya que ellos jamás aceptarían a una mujer como salvadora. 

Pero este es un solo ejemplo de todo lo que sucede hoy en día sobre el tema de los anticristos, el apóstol Juan habla de Anticristo y Antricristos, como Luteranos confesionales no tenemos ninguna duda que Roma y el papado es el Anticristo como lo enseña 2 Tesalonicenses 2:3-4 3Nadie os engañe en ninguna manera; porque no vendrá sin que antes venga la apostasía, y se manifieste el hombre de pecado, el hijo de perdición, 4el cual se opone y se levanta contra todo lo que se llama Dios o es objeto de culto; tanto que se sienta en el templo de Dios como Dios, haciéndose pasar por Dios. Pablo cuando escribió a los Tesalonicenses por inspiración divina se dio cuenta lo que iba a pasar con el imperio romano y que se iba a convertir en lo que conocemos hoy en día, el papado es el Anticristo porque todo lo que predica va en su contra, poniendo mediadores y para ellos es más importante lo que diga el papa y la tradición que lo que las Escrituras enseña.

Pero también el apóstol Juan habla de Anticristos, es decir, estos son los que pertenecieron al cristianismo y se han alejado por las falsas doctrinas que predican, cuando alguien predica falsa doctrina es un anticristo porque va en contra de su enseñanza dada en las Escrituras y nosotros por nuestra debilidad muchas veces dejamos que sea nuestra razón la que nos guié al interpretar la Biblia y es donde caemos en la enseñanza de la falsa doctrina, somos presa fácil para el diablo cuando no  hablamos del pecado excusando nuestro  pecado o el pecado de alguien o cuando no le damos el valor importante a los sacramentos como el bautismo, no llevando a nuestros hijos o a los niños al santo sacramento; o cuando nos alejamos de la santa cena por nuestra  impenitencia o porque no le damos la importancia a este alimento espiritual alejándonos de la iglesia por periodos largos de tiempo. También cuando nuestras vidas no concuerda con lo que enseña las Escrituras que nuestras obras sean guiadas por la luz y nos dejamos guiar por la carne, el pecado y el mundo. Es muy fácil convertirnos nosotros en anticristos y esto nos hace merecedores del castigo eterno en el infierno porque pecamos contra el tercer mandamiento al querer llevar una enseñanza bíblica en contra de las mismas Escrituras.

Pero el amor de Dios lo vemos cada día en nosotros por el Dios Trino y Verdadero que nos lleva al camino de la salvación y el perdón, el texto para hoy muestra el sometimiento perfecto de Jesús a la obra del Espíritu Santo 14Y Jesús volvió en el poder del Espíritu a Galilea, y se difundió su fama por toda la tierra de alrededor. En el contexto de este pasaje aprendemos como el mismo Espíritu lo llevo al desierto para ser tentado por el diablo y como nuestro Señor salió victorioso, Él sufrió toda esta tentación por 40 días y 40 noches para ser nuestro sustituto al enfrentarse cara a cara con Satanás y ahora vemos como en su obediencia perfecta dejó que el mismo Espíritu Santo le llevara a Galilea, pero el poderoso trabajo del Espíritu Santo usando la Palabra de Dios fue todo un éxito porque dio a conocer a Jesús por todas partes en ese momento, siempre usando el Antiguo Testamento permitía que los hombres lo leyeran y miraran hacia Jesús, en la primer lectura para hoy se nos dice: El Espíritu de Jehová el Señor está sobre mí, porque me ungió Jehová; me ha enviado a predicar buenas nuevas, Isaías 61:1. En el Bautismo de Jesús el Espíritu Santo en forma de paloma estuvo sobre Jesús y desde el cielo la voz del Padre dijo que Jesús era el cumplimiento del Antiguo Testamento, y no solamente se creyó esto en ese momento en Galilea y todas las regiones en alrededor, nosotros por el mismo poder del Espíritu Santo que usa la Palabra de Dios nos ha dado la fe en Cristo Jesús como nuestro Salvador, en quien encontramos el perdón de nuestro pecado en contra del tercer mandamiento y esto lo hizo no solamente visitando las sinagogas sino predicando en ellas la verdad, Jesús muestra porque necesitamos creer en ÉL y no en el Anticristo y los Anticristos.

Tomando en la sinagoga de Nazaret el libro de Isaías enseñó claramente 21 Hoy se ha cumplido esta Escritura delante de vosotros. Jesús es el Redentor de este mundo, en la Epifanía es lo que se nos ratifica, como en su Bautismo 18 El Espíritu del Señor está sobre mí, y esto ya lo meditamos dos domingos atrás y hablamos en este sermón un poco más sobre este tema, su trabajo fue muy claro al enseñar Por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres; Me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón; A pregonar libertad a los cautivos, Y vista a los ciegos; A poner en libertad a los oprimidos; estas son las buenas nuevas que nos convierte en Creyentes porque somos los pobres, los quebrantados de corazón y los cautivos, ciegos y oprimidos por el diablo que usa el pecado como medio de esclavitud, nuestro pecado fue limpiado por Jesús que como el Ungido no solamente uso perfectamente la Palabra de Dios por nosotros sino que demostró que vino  19A predicar el año agradable del Señor. Y esto lo cumplió perfectamente al ir a la cruz  14Y como Moisés levantó la serpiente en el desierto, así es necesario que el Hijo del Hombre sea levantado, 15para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. Juan 3:14-15, no solamente en esta Sinagoga 20Y enrollando el libro, lo dio al ministro, y se sentó; y los ojos de todos en la sinagoga estaban fijos en él, habían también muchas personas el día que Jesús fue levantado en la cruz y solo le miraban a Él y muchos creyeron en Jesús cuando estaba en la cruz, el ladrón en la cruz es uno de tantos que puso su fe y mirada en Él, hoy nosotros también miramos con los ojos de la fe la Cruz y a Cristo en ella y sabemos que por su sangre cada uno de nosotros somos perdonados, somos lavados no solamente del pecado en contra del tercer mandamiento sino de todos nuestros pecados que hemos cometidos de pensamientos, palabras y obras. Pero hoy nuestro Señor Jesucristo esta triunfante en el cielo y habita en medio y dentro de nosotros, nos ha dado a cada uno de nosotros dones diferentes para mostrar a todo el mundo que Jesús es el Cristo, el Ungido. Pablo nos ratifica esto en la lectura del Nuevo Testamento 12Porque así como el cuerpo es uno, y tiene muchos miembros, pero todos los miembros del cuerpo, siendo muchos, son un solo cuerpo, así también Cristo. 13Porque por un solo Espíritu fuimos todos bautizados en un cuerpo, sean judíos o griegos, sean esclavos o libres; y a todos se nos dio a beber de un mismo Espíritu. 1 Corintios 12:12-13. Nosotros somos su iglesia, su cuerpo y damos testimonio de lo que creemos usando el Bautismo y la Santa Cena, mostrando que por el mismo Espíritu Santo nos reúne y congrega alrededor de la Palabra de Dios que nos muestra que Jesús sí es el Señor, que sólo en ÉL encontramos el perdón y que le anunciemos a todo el mundo sus proezas para que el diablo y sus obras seas destruidas y todo aquel que llegue a nosotros con doctrinas paganas sean convencidos de la verdad que  Hoy se ha cumplido esta Escritura delante de vosotros. Amén.

 Algunos himnos sugeridos:

Cantad al Señor:

28        El profundo amor de Cristo

29        Fruto del amor divino

30        Jesús es la roca

31        Manos cariñosas

32        Oh, Verbo humanado

33        Soy el camino

34        Salvador, Jesús amado

72        Gloria al nombre de Cristo

Culto Cristiano:

27        ¡Cuán dulce el nombre de Jesús!

34        Levántate con gozo

35        ¡Gloria a Dios en las alturas!

128      Un solo fundamento (segunda lectura)

133      Amémonos, hermanos (segunda lectura)

202      Oí la voz del Salvador

203      ¿Oyes como el evangelio?

240      En Jesucristo, se halla la paz

251      ¡Oh, qué amigo nos es Cristo!

254      ¡Firmes y adelante! (segunda lectura)

404      ¡Hosanna al Hijo de David!

 

Print Friendly, PDF & Email

Comentarios

Comentarios