2019-01-13 – Epifanía 1

Print Friendly, PDF & Email

El primer domingo después de epifanía

(El bautismo de nuestro Señor)

(Blanco)

Tema del día: El bautismo de Jesús marca el principio de su ministerio en este mundo y nos ayuda a entender su nombre Cristo: el Ungido. En su bautismo, Dios el Padre muestra su aprobación de Jesús, y el Espíritu Santo desciende sobre él en la forma de paloma. Dios apartó a Jesucristo para servir como nuestro Sustituto y Redentor.

La Colecta: Padre celestial, que con el bautismo de Jesús en el Río Jordán proclamaste a tu Hijo amado y le ungiste con el Espíritu Santo: Concede que todos los bautizados en su nombre guardemos con fidelidad el pacto en el cual hemos sido llamados, confesando con confianza a nuestro Salvador, a fin de que seamos coherederos con él en la vida venidera; por Jesucristo, tu Hijos, nuestro Señor, que vive y reina contigo y con el Espíritu Santo, siempre un solo Dios, por los siglos de los siglos. Amén.

La Primera Lectura: 1 Samuel 16:1-13 Así como Dios apartó a David para servir como rey de su pueblo, Dios apartó a Jesús, el Hijo de David, para servir como nuestro rey, profeta y sumo sacerdote.

1Dijo Jehová a Samuel: ¿Hasta cuándo llorarás a Saúl, habiéndolo yo desechado para que no reine sobre Israel? Llena tu cuerno de aceite, y ven, te enviaré a Isaí de Belén, porque de sus hijos me he provisto de rey. 2Y dijo Samuel: ¿Cómo iré? Si Saúl lo supiera, me mataría. Jehová respondió: Toma contigo una becerra de la vacada, y di: A ofrecer sacrificio a Jehová he venido. 3Y llama a Isaí al sacrificio, y yo te enseñaré lo que has de hacer; y me ungirás al que yo te dijere. 4Hizo, pues, Samuel como le dijo Jehová; y luego que él llegó a Belén, los ancianos de la ciudad salieron a recibirle con miedo, y dijeron: ¿Es pacífica tu venida? 5El respondió: Sí, vengo a ofrecer sacrificio a Jehová; santificaos, y venid conmigo al sacrificio. Y santificando él a Isaí y a sus hijos, los llamó al sacrificio.

6Y aconteció que cuando ellos vinieron, él vio a Eliab, y dijo: De cierto delante de Jehová está su ungido. 7Y Jehová respondió a Samuel: No mires a su parecer, ni a lo grande de su estatura, porque yo lo desecho; porque Jehová no mira lo que mira el hombre; pues el hombre mira lo que está delante de sus ojos, pero Jehová mira el corazón. 8Entonces llamó Isaí a Abinadab, y lo hizo pasar delante de Samuel, el cual dijo: Tampoco a éste ha escogido Jehová. 9Hizo luego pasar Isaí a Sama. Y él dijo: Tampoco a éste ha elegido Jehová. 10E hizo pasar Isaí siete hijos suyos delante de Samuel; pero Samuel dijo a Isaí: Jehová no ha elegido a éstos. 11Entonces dijo Samuel a Isaí: ¿Son éstos todos tus hijos? Y él respondió: Queda aún el menor, que apacienta las ovejas. Y dijo Samuel a Isaí: Envía por él, porque no nos sentaremos a la mesa hasta que él venga aquí. 12Envió, pues, por él, y le hizo entrar; y era rubio, hermoso de ojos, y de buen parecer. Entonces Jehová dijo: Levántate y úngelo, porque éste es. 13Y Samuel tomó el cuerno del aceite, y lo ungió en medio de sus hermanos; y desde aquel día en adelante el Espíritu de Jehová vino sobre David. Se levantó luego Samuel, y se volvió a Ramá.

El Salmo del Día: Salmo 2

1 ¿Por qué se amotinan las gentes,

Y los pueblos piensan cosas vanas?

2 Se levantarán los reyes de la tierra,

Y príncipes consultarán unidos

Contra Jehová y contra su ungido, diciendo:

3 Rompamos sus ligaduras,

Y echemos de nosotros sus cuerdas.

4 El que mora en los cielos se reirá;

El Señor se burlará de ellos.

5 Luego hablará a ellos en su furor,

Y los turbará con su ira.

6 Pero yo he puesto mi rey

Sobre Sion, mi santo monte.

7 Yo publicaré el decreto;

Jehová me ha dicho: Mi hijo eres tú;

Yo te engendré hoy.

8 Pídeme, y te daré por herencia las naciones,

Y como posesión tuya los confines de la tierra.

9 Los quebrantarás con vara de hierro;

Como vasija de alfarero los desmenuzarás.

10 Ahora, pues, oh reyes, sed prudentes;

Admitid amonestación, jueces de la tierra.

11 Servid a Jehová con temor,

Y alegraos con temblor.

12 Honrad al Hijo, para que no se enoje, y perezcáis en el camino;

Pues se inflama de pronto su ira.

Bienaventurados todos los que en él confían.

La Segunda Lectura: Tito 3:4-7 Por los méritos de Cristo, nosotros somos justificados, es decir, declarados inocentes de nuestros pecados. Por medio de nuestro bautismo recibimos personalmente esta justificación y llegamos a ser coherederos del cielo con Cristo.

4Pero cuando se manifestó la bondad de Dios nuestro Salvador, y su amor para con los hombres, 5nos salvó, no por obras de justicia que nosotros hubiéramos hecho, sino por su misericordia, por el lavamiento de la regeneración y por la renovación en el Espíritu Santo, 6el cual derramó en nosotros abundantemente por Jesucristo nuestro Salvador, 7para que justificados por su gracia, viniésemos a ser herederos conforme a la esperanza de la vida eterna.

El Versículo: ¡Aleluya! ¡Aleluya! Tú eres mi Hijo amado, en ti tengo complacencia. ¡Aleluya!

El Evangelio: Lucas 3:15-17,21-22 La primera parte de esta lectura nos habla de Juan el Bautista, el cual no buscó su propia gloria, sino confesó que iba a venir uno más grande que él. Vemos que cuando Jesús fue para ser bautizados, Dios lo señaló como su Hijo amado, el escogido de Dios para salvar al mundo.

15Como el pueblo estaba en expectativa, preguntándose todos en sus corazones si acaso Juan sería el Cristo, 16respondió Juan, diciendo a todos: Yo a la verdad os bautizo en agua; pero viene uno más poderoso que yo, de quien no soy digno de desatar la correa de su calzado; él os bautizará en Espíritu Santo y fuego. 17Su aventador está en su mano, y limpiará su era, y recogerá el trigo en su granero, y quemará la paja en fuego que nunca se apagará.

21Aconteció que cuando todo el pueblo se bautizaba, también Jesús fue bautizado; y orando, el cielo se abrió, 22y descendió el Espíritu Santo sobre él en forma corporal, como paloma, y vino una voz del cielo que decía: Tú eres mi Hijo amado; en ti tengo complacencia.

LA SANA ENSEÑANZA NOS DA LA CONFIANZA EN EL UNGIDO DEL SEÑOR

Cuando hablamos de falsa doctrina dentro del cristianismo podemos pensar en hacer un listado de estas falsas doctrinas y creo que llegaremos a una conclusión, la doctrina que más es atacada es acerca de quién es Jesús y toda su obra. Muchos creen que Jesús es Dios pero ponen en tela de juicio algunos milagros que Él hizo, otros simplemente dicen que Jesús fue un profeta más del largo listado de profetas que son conocidos, hay otros que creen que Jesús es simplemente una persona con unas cualidades únicas las cuales solamente las usó para enseñarnos como vivir y quiero citar un último ejemplo de tantos de los cuales hablan de Jesús y es que muchos le atribuyen con seguridad que Él tuvo una relación amorosa y es por este motivo que hoy en día su descendencia existe en algún país del mundo.

Lucas nos presenta como estaba el mundo espiritual en ese momento, usando el término “expectativa”, los rumores corrían a grandes velocidades anunciando que el Mesías ya estaba en el mundo, estos rumores estaban acompañados de falsa doctrina porque todos se preguntaban si Juan el Bautista era el Cristo y esto era falsa enseñanza porque las Escrituras mostraban muy bien quien era el Cristo esperado y Juan no lo podía ser porque si miramos algunas profecías hablan claramente acerca de quién y cómo era el Mesías. Vemos como el profeta Isaías mostró que Él era Dios mismo Por tanto, el Señor mismo os dará señal: He aquí que la virgen concebirá, y dará a luz un hijo, y llamará su nombre Emanuel. Isaías 7:14. Juan no podía ser el Mesías porque sus padres ya tenían un matrimonio y como tal tenían una vida sexual activa como esposos y su madre nunca había podido engendrar un hijo Pero no tenían hijo, porque Elisabet era estéril, y ambos eran ya de edad avanzada. Lucas 1:7. Y si notamos bien en la profecía de Isaías dice que la madre de Jesús era una mujer virgen, es decir que no tenía una vida sexual porque era soltera, muchos al escuchar este detalle que les digo dirán que soy o somos muy extremistas pero creer que Juan el Bautista era el Mesías era realmente una falsa doctrina; también Isaías nos da el nombre del Cristo llamándolo Emmanuel y sabemos por el evangelista Mateo 1:23 nos traduce este nombre “Dios con nosotros”, esto es muy importante entenderlo porque Jesús al ser Dios inmediatamente llega a nuestra mente que Dios no tiene pecado, Él es perfecto y por lo cual nos da otra razón del porque Juan el Bautista no era el Cristo mismo porque él mismo muestra que clase de persona es en Lucas 3:16 respondió Juan, diciendo a todos: Yo a la verdad os bautizo en agua; pero viene uno más poderoso que yo, de quien no soy digno de desatar la correa de su calzado; él os bautizará en Espíritu Santo y fuego. Así es Juan el Bautista reconoció que era un hombre pecador y que Jesús era más poderoso que él porque es Dios hecho hombre y Juan el Bautista corrigió a todos los que tenían falsa doctrina mostrando que no era el Cristo.

Muchos cristianos hoy en día siguen confundidos sobre quién es Jesús y su misma esencia que no podemos entender porque realmente es cien por ciento hombre y cien por ciento Dios, pero tal vez muchos de nosotros nos confundimos cuando decimos que Dios murió en la cruz o cuando decimos que María es la madre de Dios y es donde empezamos a razonar sobre la naturaleza de Jesús que muchas veces callamos y no hablamos acerca de Él o no defendemos su nombre y pecamos contra el segundo mandamiento cuando no usamos el nombre de Jesús o no le defendemos de la falsa doctrina, este pecado nos recuerda lo vil pecadores que somos y que merecemos el castigo del infierno eterno.

Creer en Jesús es lo único que salva al hombre, la fe reemplaza la razón que quiere entender la esencia de Jesús, la fe nos hace ser fieles a su nombre y dejamos que sea Él quien claramente juzgue a quien predique falsa doctrina de su nombre o no crea en Él como su Señor y Salvador como lo vemos el versículo 17 Su aventador está en su mano, y limpiará su era, y recogerá el trigo en su granero, y quemará la paja en fuego que nunca se apagará. Y nosotros por su misericordia hemos sido librados de este castigo, hoy es un día claro para practicar la sana doctrina, defender y confesar el nombre de Jesús porque como lo vemos en el evangelio para hoy Él mismo uso perfectamente el nombre de Dios al permitir ser bautizado y orar 21Aconteció que cuando todo el pueblo se bautizaba, también Jesús fue bautizado; y orando, el cielo se abrió, Jesús se bautizó no para dar un paso de obediencia y así todos nosotros bautizarnos para dar el mismo paso de obediencia, Él permitió ser bautizado por Juan para mostrar a todo el mundo que sí era el Cristo esperado y ratificando que el Bautismo de Juan si es verdadero y que era usado para preparar la venida del Señor del mundo, por otro lado al orar estaba usando el nombre de Dios perfectamente para que por medio de esto cada uno de nosotros seamos perdonados de nuestro pecado de no usar el nombre de Jesús como Dios, de no defender su nombre como el Mesías esperado.

Sólo creer en Jesús nos da la seguridad que es por su nombre que somos perdonados ya que Él mismo recibió la aprobación del cielo 22y descendió el Espíritu Santo sobre él en forma corporal, como paloma, y vino una voz del cielo que decía: Tú eres mi Hijo amado; en ti tengo complacencia. La presencia del Espíritu Santo sobre Jesús fue una señal importante porque muestra y da seguridad que Jesús si es el Mesías esperado, el Padre del cielo lo mostró como su Hijo amado que lo complace y vemos que esta complacencia fue un hecho total en la cruz del Calvario Así que, como por la transgresión de uno vino la condenación a todos los hombres, de la misma manera por la justicia de uno vino a todos los hombres la justificación de vida. Romanos 5.18. Ser justificados es ser perdonados, Jesús cuando se bautizó empezó su ministerio público mostrando que vino a este mundo para ser el Señor y Salvador de todos nosotros miserables pecadores y terminó su ministerio al subir a los cielos triunfante sobre la muerte, el pecado y el diablo.

Ahora que sabemos que tenemos la seguridad del perdón de nuestros pecados en Cristo Jesús y que sólo tenemos paz con Dios por medio de Jesucristo vamos nosotros a cuidar y defender el nombre de Jesús, esto lo demostramos siguiendo el mandato que encontramos en 2 Juan  10Si alguno viene a vosotros, y no trae esta doctrina, no lo recibáis en casa, ni le digáis: ¡Bienvenido! 11Porque el que le dice: ¡Bienvenido! participa en sus malas obras. Nuestras puertas deben estar cerradas a los autonombrados Testigos de Jehová, porque ellos solo quieren presentar su doctrina satánica en contra del Dios Trino mostrando al Espíritu Santo como una fuerza, y al Hijo no como verdadero Dios, ellos no quieren que se les saque del erros, al contrario quieren confundirnos y llevarnos a confesar una doctrina falsa. Necesitamos apagar nuestra televisión del canal enlace, muchas veces creemos que solo el canal de pornografía es necesario bloquearlo pero en ese canal donde creen hablar de Dios encontramos pura pornografía espiritual, nosotros necesitamos cuidarnos de la falsa doctrina y no necesitamos estar viendo y escuchando estas personas que hablan cosas a cerca de Dios pero realmente no creen que Jesús es el Señor y Salvador del mundo. Necesitamos acercarnos más a la Palabra de Dios, leerla cada día y anunciar el nombre de Jesús a nuestros hijos, a nuestros matrimonios, a nuestros padres, hermanos y familiares cercanos, a nuestros compañeros de trabajo y sobre todo cuidar de nuestra fe la cual es la única que se puede acercar a Dios por medio de Jesucristo quien como nuestro profeta, sacerdote y rey vino a este mundo para sacarnos de este valle de lágrimas y llevarnos a la eternidad a su lado. Amén

Los Himnos:

Algunos himnos sugeridos:

Cantad al Señor:

28 El profundo amor de Cristo

29 Fruto del amor divino

30 Jesús es la roca

32 Oh, Verbo humanado

33 Soy el camino

40 Fui en tu nombre bautizado

Culto Cristiano:

34 Levántate con gozo

35 Gloria a Dios en las alturas

79 Loores dad a Cristo el Rey

117-119 Himnos para el Santo Bautismo

251 Oh, qué amigo nos es Cristo

404 Hosanna al Hijo de David

 

Print Friendly, PDF & Email

Comentarios

Comentarios