2018-07-22 – Pentecostés 09

Print Friendly, PDF & Email

El noveno domingo después de Pentecostés

(Verde)

Tema del día: Visto que un gran número de rúbricas para este domingo incluyen lecturas que nos advierten contra la falsa doctrina y nos exhortan a mantenernos fiel en la doctrina pura, muchos llaman al noveno domingo después de pentecostés “el domingo de ortodoxia.”  En este mundo pecaminoso, frecuentemente nos encontramos con maestros falsos que, con sus mentiras, engañan a muchos.  Sin embargo, Dios ha enviado a pastores y maestros fieles los cuales, siendo instruidos en la Palabra de Dios, comparten con nosotros la Palabra en su pureza.

La Oración del Día: Te suplicamos, Señor, que nos concedas el espíritu de pensar y hacer siempre las cosas que sean justas, para que nosotros, que sin ti nada bueno podemos hacer, por tu gracia seamos hechos capaces de vivir según tu santa voluntad; por Jesucristo, tu Hijo, nuestro Señor, que vive y reina contigo y con el Espíritu Santo, siempre un solo Dios, por los siglos de los siglos. Amén.

La Primera Lectura: Jeremías 23:1-6 — La mayoría de los líderes espirituales de Israel en el tiempo de Jeremías no fueron fieles a su carga y fueron por consecuencia condenados por Dios.  Pero Dios prometió a su pueblo que los mandaría pastores fieles y específicamente un gran pastor, el rey de reyes.

El Salmo del Día: Salmo 23

La Segunda Lectura:  Efesios 2:13-22 — Con su muerte en la cruz, Cristo logró algo increíble: ¡nos reconcilió con Dios!  Dios ha declarado a la humanidad “inocente” y la ofrece la salvación.  Por medio de su Palabra (“el fundamento de los apóstoles y profetas”) el Espíritu Santo obra la fe salvadora en el corazón y da la justificación al individual.  Dado que la Palabra es el medio que Dios utiliza para darnos la salvación, es menester que la guardemos en su pureza.

El Evangelio: Marcos 6:30-34 — Los apóstoles como pastores fieles fueron y predicaron las buenas nuevas del evangelio, y al regresar Cristo les dio descanso físico y también descanso espiritual por medio de su Palabra.  En la misma forma, Dios capacita y fortalece a todos sus ministros fieles por medio de su Palabra.

30Entonces los apóstoles se juntaron con Jesús, y le contaron todo lo que habían hecho, y lo que habían enseñado. 31El les dijo: Venid vosotros aparte a un lugar desierto, y descansad un poco. Porque eran muchos los que iban y venían, de manera que ni aun tenían tiempo para comer. 32Y se fueron solos en una barca a un lugar desierto. 33Pero muchos los vieron ir, y le reconocieron; y muchos fueron allá a pie desde las ciudades, y llegaron antes que ellos, y se juntaron a él. 34Y salió Jesús y vio una gran multitud, y tuvo compasión de ellos, porque eran como ovejas que no tenían pastor; y comenzó a enseñarles muchas cosas.

 

ALEGRÍA, HERMANOS, ESTAMOS EN EL MISMO REDIL

Cuando un arquitecto realiza los planos de una casa toma el tiempo para verificar cuales son las medidas exactas de esta, cuales son los materiales y la cantidad que necesitan de cada uno de ellos para la construcción de la casa. Cuando llega el plano a manos del constructor este solo se limita a ver todas las instrucciones que da el plano y no puede cambiarle nada al plano que le fue dado porque si lo hace la casa no va a quedar como lo diseño el arquitecto ni como el dueño de la casa quiere que quede al final. Esto mismo sucede con la Palabra de Dios, hay una sola Biblia, un solo mensaje, una sola claridad es la que encontramos en las Escrituras. Pero Dios ha dado la capacidad al hombre de poder discernir y analizar lo que él quiere que el hombre conozca porque el propósito de tener las Escrituras en nuestras manos lo enseña Juan 20:30-31 30Hizo además Jesús muchas otras señales en presencia de sus discípulos, las cuales no están escritas en este libro. 31Pero éstas se han escrito para que creáis que Jesús es el Cristo, el Hijo de Dios, y para que creyendo, tengáis vida en su nombre. Es claro el propósito de Dios al darnos su Palabra, él quiere nuestra salvación, quiere que nosotros creamos en el Hijo de Dios porque es la única manera de encontrar la verdadera paz con él.

Este evangelio para hoy nos muestra una sección donde las personas que seguían a Jesús no solamente tenían una necesidad material, el de ser alimentados, sino que también tenían una necesidad más importante que es la de recibir el alimento de la Palabra de Dios. Sus Apóstoles habían llegado felices después del éxito de su ministerio 13Y echaban fuera muchos demonios, y ungían con aceite a muchos enfermos, y los sanaban (Marcos 6:13). Ellos vieron el poder de Dios no solamente haciendo estos milagros porque recordemos que únicamente ellos lo podían hacer, ya que tenían el llamado directo de Dios para hacerlo y no podemos olvidar lo que nos enseña 2 Corintios 12:12  Con todo, las señales de apóstol han sido hechas entre vosotros en toda paciencia, por señales, prodigios y milagros. Este nos enseña que estos milagros únicamente están relacionados directamente con los Apóstoles, también ellos usaban el aceite no como un medio por el cual de efectuaba el milagro, sino que en los días de Jesús el aceite tenía una característica sanadora y lo usaban para que las personas curadas visiblemente vieran el milagro de Dios. Pero 30Entonces los apóstoles se juntaron con Jesús, y le contaron todo lo que habían hecho, y lo que habían enseñado.

La Biblia no nos dice cuanto tiempo duraron los apóstoles en esta misión pero si podemos decir que Jesús les dijo cuál era el momento de volver a reunirse y era tanta la felicidad de su éxito que le contaron a Jesús todos los milagros que habían hecho y lo que ellos habían enseñado, ni este evangelio, ni tampoco los evangelios sinópticos nos dicen cuál fue la enseñanza especifica que ellos dieron pero lo más posible es que el mensaje que predicaron fue guiado por la predicación de la ley y el evangelio Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado (Mateo 3:2).

Aquí vemos una enseñanza de parte de nuestro Señor Jesucristo en cuanto a las personas que se dedican cien por ciento al ministerio 31El les dijo: Venid vosotros aparte a un lugar desierto, y descansad un poco. Porque eran muchos los que iban y venían, de manera que ni aun tenían tiempo para comer. 32Y se fueron solos en una barca a un lugar desierto. El descanso era y es necesario, es importante para los que se dedican cien por ciento a la obra sacar un descanso para su meditación personal, para compartir con su familia y tener un descanso en general y es eso lo que Jesús quería hacer no solamente para él sino también para sus apóstoles. Pero este evangelio nos enseña que fue imposible para ellos poder encontrar el descanso 33Pero muchos los vieron ir, y le reconocieron; y muchos fueron allá a pie desde las ciudades, y llegaron antes que ellos, y se juntaron a él. Todas las personas que seguían a Jesús tenían necesidades materiales y sobretodo le buscaban para que les concediera un milagro, pero vemos como Jesús les dio lo que más necesitaban 34Y salió Jesús y vio una gran multitud, y tuvo compasión de ellos, porque eran como ovejas que no tenían pastor; y comenzó a enseñarles muchas cosas.

Volviendo a nuestro tema con el cual iniciamos nuestro sermón en este día vemos como muchos quieren cambiar el plano de la manera en la cual Dios quiere que se interprete su Palabra y esto sucede porque Dios le ha concedido la razón al hombre para que pueda tener entendimiento, pero la razón está totalmente contaminado por el pecado. Si una persona no tiene el Espíritu Santo o cree tenerlo y no se deja guiar de él, no podrá interpretar la Biblia y enseñarla tal como Dios quiere que se enseñe Pero el hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque para él son locura, y no las puede entender, porque se han de discernir espiritualmente. (1 Corintios 2:14). Entonces al dejar que la razón les guie en la interpretación de la Biblia lograran una cosa 1¡Ay de los pastores que destruyen y dispersan las ovejas de mi rebaño! dice Jehová. 2Por tanto, así ha dicho Jehová Dios de Israel a los pastores que apacientan mi pueblo: Vosotros dispersasteis mis ovejas, y las espantasteis, y no las habéis cuidado. He aquí que yo castigo la maldad de vuestras obras, dice Jehová. (Jeremías 23:1-2), cuando no se enseña la Palabra de Dios como él quiere que se enseñe el propósito de esto es contrario al deseo de Dios, porque recordemos que él quiere que el hombre sea Salvo por medio de la fe en el Hijo de Dios y lo que logran muchos hoy en día es dispersar, separar al hombre de Dios y darán cuentas a Dios por las almas que se pierdan por no llevarles a hacia Cristo como su Salvador, ellos solo son felices llevando a las personas a un Jesús médico, hechicero, banquero y solamente se centran en el bienestar material de las personas en este mundo.

Nosotros también estamos tentados a pecar en contra del segundo mandamiento porque no usamos bien el nombre de Dios y esto sucede cuando no predicamos ni defendemos su Palabra porque no hacemos lo que nos dice Hechos 4:20 porque no podemos dejar de decir lo que hemos visto y oído. Y a nosotros no nos importa muchas veces que dice una persona frente a lo que cree en Dios, tampoco tenemos paciencia y amor para orientar a una persona que está interpretando mal las Escrituras, también escuchamos a muchos que quieren hablar de Dios pero no nos tomamos el tiempo de comparar sus enseñanzas con lo que dice las Escrituras y finalmente no dedicamos un tiempo en nuestros días para hablarle a alguien acerca de la Palabra de Dios. Y es por esto que merecemos ser expulsados del Reino de Dios y ser echados en el infierno eternamente y es donde nos encontramos con este Amor verdadero de parte de nuestro Dios quien envió a Jesús para ser nuestro sustituto y lo hizo al usar perfectamente el nombre de Dios 34Y salió Jesús y vio una gran multitud, y tuvo compasión de ellos, porque eran como ovejas que no tenían pastor; y comenzó a enseñarles muchas cosas. Él vio que estas personas que le seguían tenían un problema más grande que calmar el hambre o ser curados de una enfermedad eran como ovejas que no tenían pastor muchas de estas personas iban a conocer a Jesús pero por la forma en la cual fueron enseñados estaban esparcidas, no tenían la fe verdadera y las libro de ir al infierno por medio de su compasión hacia ellas y usó bien el nombre de Dios al  enseñarles muchas cosas y la enseñanza que les dio no lo dice este evangelio pero pensando en todo el contexto Bíblico les tuvo que haber enseñado lo más importante para ellos 13Pero ahora en Cristo Jesús, vosotros que en otro tiempo estabais lejos, habéis sido hechos cercanos por la sangre de Cristo. 14Porque él es nuestra paz, que de ambos pueblos hizo uno (Efesios 2:13-14). Tanto ellos como nosotros encontramos el perdón en contra de nuestro pecado por medio de la sangre de Cristo, por medio de Él tanto los judíos como los gentiles fueron juntados en un solo pueblo, en un solo Redil y nosotros hacemos parte de este Redil porque solo en ÉL encontramos la verdadera Paz.

Veamos este amor de parte de nuestro para con cada uno de nosotros que no solamente soluciono nuestro pecado en contra del segundo mandamiento sino que también quiere que cada uno de nosotros tengamos la misma actitud de los apóstoles  Hechos 4:20 porque no podemos dejar de decir lo que hemos visto y oído vamos nosotros a tener también la misma compasión por las personas que hoy en día sabemos que no están fieles a la Palabra de Dios, vamos a pedirle a nuestro Dios que nos de paciencia, benignidad y sabiduría para poder llevarlos a la Palabra de Dios y dejen de ser parte de las ovejas esparcidas y sean de este redil y vamos a anunciarles que en verdad Jesús no es solamente alguien que da bendiciones materiales sino que nos ha dado lo más importante nuestra salvación y es en honor a él y usando bien el nombre de Dios los invito para que puestos de pies vamos a confesar que es lo que creemos de él:

1 Jehová es mi pastor; nada me faltará.

2 En lugares de delicados pastos me hará descansar;

Junto a aguas de reposo me pastoreará.

3 Confortará mi alma;

Me guiará por sendas de justicia por amor de su nombre.

4 Aunque ande en valle de sombra de muerte,

No temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo;

Tu vara y tu cayado me infundirán aliento.

5 Aderezas mesa delante de mí en presencia de mis angustiadores;

Unges mi cabeza con aceite; mi copa está rebosando.

6 Ciertamente el bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida,

Y en la casa de Jehová moraré por largos días.

Amén.

Print Friendly, PDF & Email

Comentarios

Comentarios